Diversas publicaciones estadounidenses informan que Microsoft está negociando la compra de Claria Corporation, uno de los mayores proveedores de adware. El objetivo sería competir con Google.

El adware, o software publicitario, consiste de aplicaciones que automáticamente presentan anuncios de distinto tipo en la pantalla del usuario, de preferencia para financiar uno o varios productos que este ha instalado. Aunque durante el último año los proveedores de adware han moderado su esquema, tradicionalmente agresivo, la mayoría de los usuarios califica a este grupo de compañías, y los productos que ofrecen, como directamente indeseables.

Aparte del hecho que los propios anuncios pueden resultar molestos, no siempre queda del todo claro la función de estos programas, que por lo demás son considerados como un riesgo de seguridad por la mayoría de las compañías de seguridad informática. En muchos casos, la diferencia entre adware y spyware es mínima.

Una serie de periódicos estadounidenses, incluidos The New York Times y Wall Street Journal, escribieron el 30 de junio que Microsoft está negociando la compra de Claria, uno de los mayores proveedores de adware del mundo. Anteriormente, la compañía se llamaba Gator, y su producto principal, GAIN, figura con el número dos en la lista de Webroot como el spyware de mayor propagación en Internet.

Según las fuentes consultadas por The Wall Street Journal, los planes de compra habrían generado un intenso debate interno en Microsoft. A juicio de algunos ejecutivos de la compañía, esta dañaría su prestigio con la eventual compra de Claria. Sin embargo, otra vertiente de opinión en Microsoft estima que la tecnología de Claria podría ser beneficiosa para Microsoft en su competencia con Google en el creciente mercado de los anuncios en línea. En tal sentido, se estima que la tecnología usada por Claria para registrar el desplazamiento de los usuarios en Internet podría permitir a Microsoft ofrecer a los anunciantes un público más específico, al mismo tiempo que los propios consumidores tendrían un mayor control sobre la publicidad que reciben.

En caso de confirmarse los rumores sería interesante ver cómo funcionaría la propia herramienta ”anti-spyware” de Microsoft, que hasta ahora ha calificado de indeseables programas como Gator, de Claria.

En 2004, Claria tuvo una facturación de 100 millones de dólares. Según estadísticas de la propia compañía, su software está instalado en más de 40 millones de computadoras.

Tanto Claria como Microsoft han declinado comentar la información.

Fuente: DiarioTI