Cómo ayudarán los hackers a la empresa de Bill Gates

Un equipo de Microsoft se trasladó hasta Malasia, donde tuvo lugar un congreso de piratas informáticos, con la intención de contratar a los mejores. Una práctica que se repite

Frente a los cada vez más peligrosos virus, el magnate de Microsoft tiene el objetivo de contratarlos para que trabajen en la seguridad de sus próximos programas. No es la primera vez que una empresa importante hace esto y tampoco, sin dudas, será la última.

Un equipo de Microsoft se trasladó hace unas semanas hasta Malasia, donde tuvo lugar el congreso de piratas informáticos, con la intención de conseguir ubicar a los mejores para proteger sus programas.

Según informó el elpais.es, la seguridad informática es una de las cuestiones principales en la agenda del equipo de Bill Gates.

En la actualidad, se inventan virus más peligrosos y los usuarios valoran más que los programas que utilizan no tengan problemas de seguridad.

Por ello, Microsoft ha decidido que, para poder luchar contra el enemigo, hay que unirse a él.

La gerente de Seguridad de Programas de Microsoft, Sarah Blankinship, estuvo el congreso de hackers "para acercarnos a la comunidad de investigadores en seguridad informática; para profundizar las relaciones ya existentes; para comprender mejor nuevas tecnologías, herramientas y metodologías; y principalmente para que nos ayuden a hacer nuestros productos más seguros y para mantener a nuestros clientes mejor protegidos".

El congreso podría ser una de las claves de la seguridad del nuevo sistema operativo de Microsoft, Windows Vista, cuyo lanzamiento está previsto para principios de 2007.

Microsoft pretende aprender del pasado y no volver a repetir los errores que ya cometió, en particular con el Windows XP estrenado hace ya seis años, y que contenía multitud de problemas de seguridad.

Según afirmó Mike Davies, uno de los asistentes al congreso por parte de la compañía Honeynet, lo que ha sucedido es que ha habido un cambio en la mentalidad del gigante informático.

"Están invitando a la gente a su casa, al campus de Microsoft, para que ellos le digan los que puede estar mal con sus códigos y cómo pueden reparar esos errores. Están pidiendo ayuda, en lugar de quedarse tranquilos diciendo ’somos los mejores’ desde lo alto de su cima", afirma Davies.

Fuente: Télam

http://www.infobae.com/notas/nota.php?Idx=281225&IdxSeccion=100918