Steve Jobs utilizado para obtener tu e-mail



Solicitar e-mails de forma engañosa es una práctica habitual de los marketers spammers que quieren vender algo, cuando no pueden convencer con sus páginas que muestran historias grandiosas y testimonios de personas que ya alcanzaron el éxito absoluto, bombardean sutilmente las casillas para que los usuarios sigan enganchados con el tema y tarde o temprano terminen comprando sus productos (e-books, membresías, cursos, etc). Un ejemplo típico es el de ganar dinero contestando encuestas desde casa.

Pues bien, con esto en mente comparto la siguiente situación.

Hace algunos días por medio de un anuncio que mencionaba la película de Steve Jobs completa, gratis y en español terminé en esta página:




Entré sospechando que se trataba de alguna tramoya y efectivamente lo era. Para ver la película había que ingresar la dirección de correo, obviamente no me resistí e ingresé una para ver dónde terminaba todo esto.

Segundos después recibí el siguiente mensaje:




Tenía que hacer clic para verla y terminé en la siguiente página (a la cual también se puede acceder por Google o directamente):




Era obvio, no se trataba de “la película de Steve Jobs” sino de Los Piratas de Silicon Valley, un film de 1999 que muestra los inicios de la computadora personal con Steve Jobs, Steve Wozniak, Bill Gates, Steve Ballmer y Paul Allen como personajes principales. Se puede ver de forma gratuita en YouTube.

Este sitio en el cual se podía ver la película vende cursos para volverse un experto de los negocios online y aprovechar las oportunidades que ofrece internet. Días después recibí el siguiente correo de la misma empresa que promocionaba un curso de Marketing Viral con un costo de casi 50 dólares:




Cabe mencionar que los correos tenían opciones en la parte inferior para eliminar la suscripción, pero al ingresar el e-mail en la página inicial no se advertía que se recibirían promociones u ofertas de algún tipo, no había ninguna política de privacidad ni nada por el estilo. Simplemente solicitaban el e-mail para recibir las instrucciones.

La intención está más que clara… sumar e-mails en la base de datos para luego promocionar sus productos. No me parece correcto y es una práctica que le quita credibilidad a todo lo que puedan vender después, lo curioso es que en ese curso de marketing viral promocionado enseñan a crear campañas para obtener suscripciones voluntarias.


Autor: Alejandro Eguía
Fuente: Spamloco