2 de septiembre, 2011

Google Chrome cumple 3 años


Parece que en esta semana se nos juntan todos los aniversarios. Después del 20º cumpleaños de Linux y el 8º de Skype, hoy el navegador de Google, Google Chrome, ha cumplido 3 años. Un trienio ha pasado ya desde que Google decidiese trabajar en un navegador en código abierto que se encuentra ya en su versión número 13, permite ejecutar aplicaciones y ha dado pie hasta un sistema operativo en la nube, Chrome OS.






La verdad que en estos tres años Chrome ha tenido un impacto muy significativo y, además, ha forzado al resto de navegadores a mejorar considerablemente. Chrome está diseñado para funcionar al unísono con los servicios de Google, algo que se nota en el Omnibox (que sirve tanto para buscar como para indicar la dirección a visitar), en las aplicaciones, en Instant Pages o en las notificaciones de escritorio y que dotan a este navegador de una fuerte ventaja competitiva que, a día de hoy, nadie más puede ofrecer. Pero Chrome no sólo es significativo por su integración con los servicios de Google, su firme apuesta por HTML5 y su batalla por el uso de estándares y códecs abiertos, son otros de sus distintivos.

La velocidad es otra de sus señas de identidad, ya no sólo en la carga de archivos PDF (que está integrada en el navegador) o en la carga de páginas web (en el que desbanca al resto de navegadores en velocidad), sino que gracias a los servicios relacionados con Instant podemos obtener resultados en la barra de direcciones y precargar páginas de resultados. Otro de sus aportes ha sido el de las aplicaciones que, además, son el sustento de Chrome OS (puesto que el interfaz de este sistema operativo es un navegador Chrome). La capacidad de Chrome de ejecutar aplicaciones ha supuesto todo un punto de inflexión en las funciones de un navegador web que, gracias a esto, traspasan la frontera de la navegación y se convierten en un entorno de escritorio más.





En estos tres años, la penetración de este navegador también es muy reseñable. Si bien la cuota de mercado mayor la sigue teniendo Internet Explorer seguido de Firefox, Chrome mantiene un tercer puesto con un número de usuarios creciente que captura la bajada de todos sus competidores. Un navegador que, en apenas tres años, es capaz de situarse en el tercer puesto y, además, seguir creciendo tiene muchas opciones de alterar la clásica hegemonía del Internet Explorer de Microsoft.

Personalmente, entre la posibilidad de instalar aplicaciones, mantener todos mis datos sincronizados gracias a mi cuenta en Google y la velocidad, fueron factores que hicieron que Chrome pasase a ser mi navegador principal y, bueno, aquí sigo con él (espero que por mucho tiempo).

Afortunadamente, tenemos un amplio espectro de navegadores a utilizar y los usuarios pueden elegir el que mejor se adapte a sus necesidades, de hecho, gracias a una infografía interactiva podemos ver la evolución seguida por todos los navegadores, sus versiones, sus interfaces y la adopción de funcionalidades que han ido teniendo.


Fuente: Bitelia


.