Conficker sigue protagonizando los incidentes de seguridad de julio.


Los atentados de Noruega, la muerte de Amy Winehouse y Google+ centran la atención del mercado de seguridad en julio.

Las tres amenazas de seguridad más detectadas en España durante el pasado mes de julio en nuestro país han sido: INF/Autorun, Win32/Conficker y Win32/PSW.OnLineGames. Al menos es lo que se desprende del informe que Ontinet.com, distribuidor en exclusiva para España de ESET, publica cada semana.

“Durante todo 2011, estas amenazas han encabezado nuestro ranking mensual y raramente han sido desbancadas por otro tipo de malware”, aseguran desde Ontinet, donde también afirman que los ejemplares con funcionalidad Autorun, troyanos orientados a capturar contraseñas de juegos online y Conficker no sólo se siguen distribuyendo, sino que muy probablemente sigan reclutando víctimas.

A pesar de contar con una protección de seguridad, es conveniente que los usuarios actualicen el sistema operativo así como las aplicaciones que utilicen cuando aparezcan los parches de forma que el sistema esté blindado. Y es que, como recuerdan en Ontinet, “los malos no descansan”, ni en vacaciones.

“El que los usuarios tengan más tiempo libre para pasar conectados, jugando, navegando o utilizando redes sociales implica un caldo de cultivo más que suculento para los insaciables creadores de malware, que aprovechan la circunstancia para generar todavía más campañas de propagación de códigos maliciosos y todo tipo de estafas adaptados a esta época del año y hacer que caigamos más fácilmente en sus trampas”, dice el informe de la compañía.

Julio nos ha dejado dos noticias que lamentar: los atentados de Noruega y el fallecimiento de la cantante británica Amy Winehouse, circunstancias que los ciberdelincuentes aprovecharon de forma inmediata para propagar enlaces maliciosos posicionándolos en horas en los principales motores de búsquedas.

Los dispositivos móviles han sufrido su ración mensual de amenazas. Por una parte, observamos la aparición en el sistema Android de una variante del troyano Zeus, con funciones más limitadas que las que vimos en otros sistemas como Symbian, Windows Mobile o Blackberry, pero con visos de convertirse en una amenaza de igual o mayor peligro.

Los falsos antivirus no han cesado en su intención de engañar a los usuarios y, durante el pasado mes “hemos detectado un intento de suplantación de nuestro producto ESET Smart Security que llegaba a mostrar ventanas de alerta con el nombre de nuestra solución de seguridad”, aseguran desde Ontinet.



Fuente: ITEspresso