Una serie de medios informaron la víspera que millones de PC en todo el mundo podían verse afectados por "pantallas negras de la muerte" debido a errores de programación en recientes actualizaciones de Windows. La fuente del informe fue el blog de una desconocida empresa británica de seguridad informática, de nombre Prevx.

Prevx se refería en concreto a dos actualizaciones de Windows, KB976098, sobre zonas horarias, y KB915597 para Windows Defender, que según su blog modificaba el registro de Windows, resultando en la pantalla negra. La empresa incluso presentaba un procedimiento para solucionar el problema.

La empresa moderó posteriormente sus categóricas afirmaciones iniciales, diciendo que las condiciones que debían concurrir para generar la pantalla negra en Windows eran "espasmódicas" – quizás queriendo decir "esporádicas" y que es imposible reproducirlas de un PC a otro.

Luego, en una nueva actualización publicada el 2 de diciembre, Prevx se retracta totalmente.

En un comunicado, la empresa dice haber "cooperado con Microsoft", para detectar las causas exactas que generan la pantalla negra. Luego confirma que es una situación conocida desde hace varios años y que luego de pruebas exhaustivas se constata que las actualizaciones de Windows nada tienen que ver con el problema.

"Pedimos disculpas a Microsoft por cualquier inconveniente que pueda haber ocasionado nuestro blog".

Antes de la aclaración publicada por Prevx, Microsoft había publicado un comunicado donde dice haber investigado la información, y concluido que era "imprecisa".

"Hemos realizado una acuciosa investigación, constatando que ninguna de nuestras últimas actualizaciones tiene incidencia alguna con el fenómeno descrito en los informes. La empresa que difundió la información no nos había contactado. Hemos informado a la empresa sobre nuestras conclusiones", escribe Microsoft.

Llama la atención que Microsoft no se refiere a Prevx por su nombre, ni siquiera en el blog de seguridad de Technet.

fuente