La infección de un virus estuvo a punto de hacer fracasar una investigación por fraude que llevaba a cabo el FBIdos años atrás.

El FBI investigaba en ese entonces, al Dr. Rafil Dhafir, sospechoso de haber roto las sanciones que Estados Unidos habían impuesto a Irak.

Al poco tiempo que el Federal Bureau comenzó a monitorear el correo electrónico de Dhafir, el sistema de computadoras utilizado por los agentes, fue infectado por el gusano Klez.H, provocando que un mensaje fuera enviado por el FBI al investigado.

En la convicción que Dhafir podría sospechar que estaba bajo sospecha, el FBI le envió un segundo correo electrónico, creando una elaborada treta para tratar de convencerlo de que ellos investigaban el virus, e inclusive lo alentaban a que los llamara si tenía algún problema posterior con el gusano.

Por fortuna para los investigadores, Dhafir pareció caer en la artimaña, y fue detenido diez meses más tarde.

Es de suponer que el FBI usará ahora mejores mecanismos de protección en sus computadoras.

Fuente: Virus Bulletin