Afectan tanto a conexiones, banca online, como archivos

Diamin.DU está diseñado para establecer conexiones telefónicas con un número de tarifa especial, lo que puede provocar graves perjuicios económicos al usuario. Sin embargo, sólo puede afectar a aquellos ordenadores que hagan uso de un módem telefónico para conectarse a Internet, ya que el troyano actúa cambiando el número a marcar en el acceso telefónico a redes.

La presencia de Diamin.DU es fácil de reconocer, ya que, cuando el archivo que lo contiene es ejecutado, muestra varías ventanas con textos escritos en italiano. Como la mayoría de los troyanos, Diamin.DU no puede propagarse automáticamente por sus propios medios, sino que precisa de la intervención de un usuario malicioso. Los medios empleados son variados, e incluyen, entre otros, disquetes, CD-ROMs, mensajes de correo electrónico con archivos adjuntos, descargas de Internet, etc.

Por su parte, Banker.CAB es un troyano diseñado para afectar a usuarios de banca online de varios bancos brasileños. Está preparado para controlar las páginas web a las que el usuario accede, de manera que cuando detecta conexiones con determinados servicios de banca online, captura las contraseñas empleadas para acceder a los mismos. Tras ello, envía la información robada a ciertas direcciones de correo electrónico, donde el hacker puede recogerla y emplearla con fines fraudulentos.

Finalmente, PGPCoder.D es un troyano que cifra una gran variedad de archivos que se encuentran en el ordenador. El usuario no podrá abrir dichos ficheros hasta que sean debidamente descifrados mediante una determinada aplicación por la que, por supuesto, hay que pagar. Para informar sobre la forma de comprar dicha aplicación, PGPCoder.D crea archivos de texto en el ordenador que contienen una dirección de correo electrónico a la que el usuario debe dirigirse.

Fuente: DataFull.com