Comisión legislativa aprueba proyecto de ley para que el Estado utilice software libre


La Comisión de Ciencia y Tecnología de la Asamblea Legislativa dictaminó afirmativamente un proyecto de ley para que el Estado costarricense utilice “software” libre en sus sistemas de cómputo.

Mientras el sistema operativo Ubuntu y el paquete OpenOffice se inscriben dentro del primer grupo, el Windows y el Office de Microsoft son parte del segundo.

La aprobación se dio la semana pasada, según informó la oficina de prensa del Congreso.

El proyecto de ley, tramitado bajo el expediente 16.912, dice textualmente: “Todas las instituciones y empresas del Estado emplearán software libre en sus diferentes opciones, en sus sistemas de información y en el manejo de los datos, garantizando el respeto a los derechos de la propiedad intelectual”.

El texto agrega que el software propietario solo se utilizaría como una excepción por motivos de seguridad o incompatibilidad.

Solamente entre el 2003 y el 2004, el Gobierno central gastó ¢5.000 millones en licencias para poder operar programas informáticos propietarios.

A solicitud del diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC) Alberto Salom, el Instituto Nacional de Seguros informó de que solo en el 2007 presupuestó más de ¢650 millones para licencias de “software”. En el caso del Instituto Nacional de Aprendizaje, ese monto fue de ¢142 millones.

Los opositores a este tipo de iniciativas han señalado en sus comparecencias en la Asamblea Legislativa que existen otros costos que van más allá del valor de la licencia que hacen que el software libre no sea tan barato como parece.

Sin embargo, según los diputados que aprobaron este proyecto, su utilización es más accesible, segura y libre de ser ejecutado, además de contribuir a disminuir los gastos en licencias y aumentar la eficiencia en el sector público.


“Se considera que las entidades que adopten este tipo de herramienta podrán ahorrar en forma sustancial los recursos destinados a esta área. La diputada Patricia Romero puso como ejemplo Acueductos y Alcantarillados donde se destinan más de ¢100 millones al mantenimiento del sofware privado”, se añadió en el documento.

En la actualidad algunas instituciones como la Universidad de Costa Rica utilizan este tipo de sofware y según sus defensores su aplicación “es segura y confiable”.
Fuente

Personalmente creo que es genial que empiecen a utilizar software libre y a ahorrar dinero. Además, así la gente va a conocer que no todo es Windows ni Microsoft.

Viendo el lado negativo, mucha gente imagino que se va a quejar. Además de que ocuparán dar capacitaciones a los empleados.