Acapara titulares en la prensa especializada y llega a las 270.000 descargas diarias. Es Firefox, el navegador libre y gratuito de la fundación Mozilla basado en el motor de renderización Gecko

Firefox ha sido un éxito inesperado. Ideado como un cliente de navegación web ligero, adaptable y multiplataforma, se empezó a perfilar desde sus últimas versiones beta como un peligro para la supremacía del Internet Explorer (IE) de Microsoft, que ocupaba entonces cerca de un 95% del mercado (cifra ligeramente variable según las fuentes). Con el lanzamiento de la versión 1.0, Firefox saltó a las primeras páginas de las noticias, en las que se le calificó como "la gran esperanza" contra el dominio del IE. 20 millones de descargas más tarde (que son las que lleva Firefox), parece que se confirma el retroceso en cifras de uso del navegador de Microsoft, paralelamente al crecimiento de Firefox.

Actualmente, el porcentaje de mercado que ocupa Microsoft es del 90,3%, según cifras proporcionadas por WebSideStory, una consultora independiente dedicada a la realización de estudios de mercado, entre ellos el de los navegadores web, de publicación mensual. Los mismos números indican que, solamente en el mes de diciembre, el IE perdió un 1,5% del mercado. Firefox ocupa ya el 5%, y continua creciendo en número de usuarios.

Otras empresas que realizan un seguimiento similar dan cifras incluso más bajas para el dominio del IE. Onestat.com asegura que el browser de Microsoft se encuentra por debajo de los 90 puntos porcentuales, concretamente "sólo" con un 88,9% del mercado. El porcentaje de usuarios de Firefox para esta compañía sería del 4,58%.

No obstante, este crecimiento y retroceso paralelo del navegador de la compañía de Redmond también podría achacarse al "efecto novedad" de Firefox: un producto nuevo, la gente se anima a probarlo... tal vez dentro de unos meses las aguas vuelvan a su cauce anterior, aunque persiste la posibilidad de que hayamos entrado en una dinámica de no retorno en la que Firefox continuará creciendo.

Mientras que desde Microsoft se declina la realización de cualquier comentario, en la fundación Mozilla solamente hablan sobre ellos y sobre su nuevo navegador, mostrándose orgullosos de lo conseguido y agradecidos con los usuarios, los verdaderos protagonistas de la "revolución Firefox".

Fuente: BetaNews