Curiosamente, Microsoft cierra filas con Linux Foundation para protestar contra un proyecto de ley sobre contratos de software.

En el mundo de la tecnología, de internet hay cosas dificiles, imposibles y milagrosas. Una de estas últimas se ha producido Microsoft y Linux han llegado a un acuerdo. Es increible... pero cierto.


Los dos mayores enemigos de ciberespacio unidos en algo, en cualquier cosa. Pero así es. Microsoft y la Fundación Linux han decidido que a lo único que odian más que entre ellos es a los abogados.


Las dos organizaciones han firmado una carta conjunta pidiendo que se modifiquen algunas normas legales que podrían generar litigios innecesarios sobtre licencias de software.
La carta fue enviada a la American Law Institute (ALI) y lo que pretenden las dos organizaciones es la reforma del proyecto de Principios de la Ley de Contratos de Software.


Horacio Gutiérrez, Vice Presidente y Consejero General Adjunt de Microsoft dice que Microsoft y la Fundación Linux creen que algunas disposiciones podrían perturbar el buen funcionamiento del mercado de software para las empresas y los consumidores, así como crear incertidumbre para los desarrolladores de software.

"Hemos pedido a la ALI que se reuna con las partes interesadas para que en la norma se recojan los intereses de los desarrolladores de software y de los usuarios."

Jim Zemlin, director ejecutivo de la Linux Foundation, asegura que los principios esbozados por el ALI pueden interferir con el funcionamiento natural de las licencias de código abierto y licencias comerciales, y mediante la creación de las garantías implícitas que podrían dar lugar a una enorme cantidad de litigios innecesarios, lo que socavaría el intercambio de tecnología."


Fuente
Minorias