Gran parte de la potencia de Firefox se basa en las extensiones que existen. Dos de las más usadas son Adblock Plus y NoScript, la primera de ellas para evitar que aparezcan anuncios, y la segunda para bloquear selectivamente la ejecución de código de script en las páginas. Recientemente hemos asistido a un conflicto entre los creadores de dichas extensiones, en que el creador de Adblock Plus Wladimir Palant destapaba que NoScript estaba modificando la configuración de Adblock para que éste mostrara por defecto la publicidad de su página. El desarrollador de NoScript Giorgio Maone respondía en su blog explicando lo que había pasado, pidiendo perdón por su reacción y eliminando ese comportamiento. Al parecer, la Mozilla Foundation está planteándose el desarrollo de una política que señale los límites de las extensiones.

Fuente