Cuestionable licencia del navegador Chrome. Google se apropia de los contenidos creados por sus usuarios.

La licencia para usuarios del nuevo navegador de Google, Chrome, incorpora condiciones verdaderamente sorprendentes.

En las condiciones de uso del nuevo navegador de Google se indica lo siguiente: "By submitting, posting or displaying the content you give Google a perpetual, irrevocable, worldwide, royalty-free, and non-exclusive license to reproduce, adapt, modify, translate, publish, publicly perform, publicly display and distribute any Content which you submit, post.

Que traducido al español sería “Al escribir o mostrar contenidos, usted proporciona a Google una licencia perpetua, irrevocable, mundial, libre de derechos, y no exclusiva para reproducir, adaptar, modificar, traducir, publicar, ejecutar públicamente, mostrar públicamente o distribuir cualquier contenido que usted publique, postee o muestre mediante o a través de los servicios".

Posteriormente, el texto indica que "You agree that this license includes a right for Google to make such Content available to other companies, organizations or individuals with whom Google has relationships for the provision of syndicated services, and to use such Content in connection with the provision of those services".

En otras palabras, la traduccion es: “Usted declara aceptar que esta licencia faculta a Google a poner tales contenidos a disposición de otras compañías, organizaciones o individuos con los cuales Google tenga acuerdos para la entrega de servicios sindicados, y usar tales contenidos en el marco del suministro de tales servicios".

El sitio Red Write Web indica que tales condiciones son las mismas que se presentan en el paquete ofimático de Google. Cuando el contenido de la licencia fue conocido, un representante de Google subrayó que tal porción del acuerdo sólo había sido incorporada con el fin de dar a Google la posibilidad de intercambiar los documentos con otros usuarios que el propio titular de la cuenta haya seleccionado.

En diversos foros dedicados al modo navegador Chrome de Google se cuestiona que tales puntos puedan formar parte de un acuerdo de uso de un navegador.

Fuente