Intel comercializa ordenadores de bajo coste en Portugal



En un principio surgió la idea de crear ordenadores para fomentar el uso de la informática en el Tercer Mundo y en paises en vías de desarrollo. Posteriormente, se comprobó el amplio mercado que tenían para fines educativos y para personas que buscan un segundo ordenador verdaderamente portátil de bajo coste. El amplio mercado que tiene estos dispositivos hace que sea un negocio rentable y la competitividad entre los fabricantes crece. Ahora Intel dio un paso adelante al anunciar un acuerdo con el gobierno portugués para la distribución de medio millón de unidades de su portátil Classmate PC en las escuelas portuguesas. Los ordenadores serán montados en Portugal y su gobierno los distribuirá gratis o a un precio máximo de 50 euros (78 dólares) entre escolares de bajos recursos, mejorando su posición con el XO de la organización que abre mercado a Microsoft entre terceros paises OLPC.







El Classmate de Intel está disponible en Linux y Microsoft, y aunque en principio se diseñó para los escolares del Tercer Mundo, la firma decidió posteriormente cambiar su estrategia ante el interés mostrado por clientes ajenos al mundo educativo.