Spammer es sentenciado a cuatro años de cárcel



La ley estadounidense antispam CAN-SPAM de 2003, ha sido invocada para castigar severamente a uno de los spammers más notorios. Tribunal de Seattle sentenció al denominado "rey del spam" Robert Alan Soloway, de 28 años de edad, a tres años y once meses de prisión por infracción de la ley CAN-SPAM. Además, fue sentenciado al pago de una indemnización de 700.000 dólares.






La empresa de Soloway, Newport Internet Marketing Corporation (NIM) usó redes de bots para distribuir millones de e-mail no solicitado, vendiendo además su software Dark Mailer a otros spammers. Según cálculos de la autoridad, Soloway habría ganado 120.000 dólares con sus actividades ilícitas solo en 2005.


El marco punitivo es de 26 años de cárcel, pero Soloway se declaró culpable de cuatro de los 40 puntos de la acusación, con lo que obtuvo una rebaja.

La fiscalía había requerido nueve años de cárcel, pero el abogado del spammer consiguió que solo fuese sentenciado a dos años de prisión efectiva en una cárcel de baja seguridad.

Otro renombrado spammer, Eddie Davidson, fue en abril pasado sentenciado a 21 meses de prisión en una denominada cárcel abierta, pero durante el fin de semana tomó sus cosas y se fugó.