Tras 15 años de desarrollo y multitud de versiones de testeo se ha liberado la versión 1.0 de la implementación en plataformas Intel de la API de Win 16/32 para sistemas Unix.

El proyecto Wine, software libre bajo licencia LGPL, cuenta con herramientas para portar código fuente desde Windows, siendo la aplicación más utilizada para ejecutar nativamente los programas para Windows en plataformas UNIX.

Los desarrolladores que agradecen el trabajo y el testeo realizado por la inmensidad de usuarios que usan la herramienta, recuerdan que aunque la compatibilidad aún no es perfecta, miles de aplicaciones corren “muy bien” gracias al proyecto Wine. La lista al detalle de estas aplicaciones se pueden encontrar aqui así como la documentacion. Los paquetes para las distintas distribuciones, estarán disponibles próximamente, según anuncian.
Fuente