La empresa Net Applications declara este miércoles que una masiva campaña de marketing por parte de Internet Explorer causó una bajada artificial en el número de usuarios de Firefox y Safari.

Aunque Net Applications indica un menor uso de ambos navegadores, la bajada fue mucho más pequeña. La campaña, lanzada en un número pequeño de páginas webs, manipuló con éxito los números a favor de Internet Explorer, y pudo evitar los filtros que Net Applications tiene para este tipo de manipulación.

Net Applications recibió una llamada de Mozilla, y entre los dos grupos llegaron a la conclusión que un número pequeño de páginas tenían más tráfico de lo normal. En realidad, Firefox sólo perdió 0.07 por ciento, y Safari sólo 0.01, comparado con el 17 por ciento que se había reportado inicialmente. Fuente