Nueva iniciativa anti-spam mejora las posibilidades de un servidor de distinguir entre un ser humano y un programa automatizado que intenta burlarlo.

Con el fin de impedir que servicios en línea sean usados por distribuidores de spam, numerosos servicios han incorporado sistemas de tipo CAPTCHA (Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart), que implica que el usuario debe digitar una combinación de letras para confirmar que se trata de una persona de carne y hueso y no de un programa automatizado.

Sin embargo, los botnets o programas automatizados de intrusión, son continuamente mejorados, y recientemente lograron vulnerar el sistema CAPTCHA. En febrero pasado, el servicio de correo electrónico de Google, Gmail, quedó expuesto a los spammers.

Esto ha llevado a que los sistemas de CAPTCHA sean en algunos casos ininteligibles, incluso para seres humanos. Para solucionar lo anterior, un grupo de científicos ha desarrollado un nuevo tipo de CAPTCHA, que han denominado IMAGINATION. El método consiste de dos partes; primero, el usuario observa una serie de imágenes, donde debe hacer clic en el centro de una de ellas o en otra posición indicada por el servidor. La segunda parte consiste en seleccionar la descripción correcta de una imagen. Es decir, el usuario debe discernir qué palabra corresponde a la ilustración que está viendo.

La imagen de la ilustración ha sido captada del sitio Alipr.com, donde es posible leer más sobre el proyecto, y probar el método mejorado de CAPTCHA. Fuente