Puede solucionar algunos problemas del equipo y mejorar su rendimiento asegurándose de que no hay errores en el disco duro.


1. Para abrir Equipo, haga clic en el botón Inicio y, a continuación, en Equipo.

2. Haga clic con el botón secundario en la unidad de disco duro que desee comprobar y, a continuación, haga clic en Propiedades.

3. Haga clic en la ficha Herramientas y después, en Comprobación de errores, haga clic en Comprobar ahora. Si se le solicita una contraseña de administrador o una confirmación, escriba la contraseña o proporcione la confirmación.

Para reparar automáticamente problemas con archivos y carpetas detectados durante un examen, seleccione Reparar automáticamente errores en el sistema de archivos. De lo contrario, la comprobación de disco simplemente notificará los problemas, pero no los resolverá.

Para realizar una comprobación de disco en profundidad, seleccione Examinar e intentar recuperar los sectores defectuosos. Este tipo de examen consiste en buscar y reparar errores físicos en el propio disco y puede tardar mucho más tiempo en completarse.

Para comprobar si hay errores en los archivos y errores físicos, seleccione tanto Reparar automáticamente errores en el sistema de archivos como Examinar e intentar recuperar los sectores defectuosos.

4. Haga clic en Inicio.


En función del tamaño del disco duro, esto puede tardar varios minutos. Para obtener los mejores resultados posibles, no use el equipo para ninguna otra tarea mientras se comprueba si hay errores.

NotaSi selecciona Reparar automáticamente errores en el sistema de archivos para un disco actualmente en uso (por ejemplo, la partición que contiene Windows), se le pedirá que vuelva a programar la comprobación de disco para la próxima vez que inicie el equipo.

Fuente