Un solo hombre puede ahora ser acusado de declarar la “guerra” a otro país. Esto es lo que le ha pasado a Dmitri Galushkevich, un hacker ruso considerado culpable de organizar un ciberataque masivo contra la página web de Estonia.

Galushkevich, de 20 años, ha sido condenado a pagar 1.120 euros (no es mucho, por montar una guerra) por pilotar un ataque virtual que bloqueó durante dos semanas la página web del Partido Reformista del Primer Ministro estonio Andrus Ansip.

El asalto a la página web fue uno de una serie de ataques protagonizados por hackers contra instituciones y empresas estonas. “El joven ha admitido que es culpable”, explicó Gerrit Maesalu, representante de la oficina del Fiscal del noreste de Estonia.

La Fiscalía dice que Galushkevich aseguró que el ataque fue un acto de protesta.

El Primer Ministro estonio ha provocado fuertes iras en la comunidad étnica rusa del país después de que las autoridades estonias decidieran cambiar la estatua de bronce al Soldado en el centro de Tallín por un cementerio militar. Para Moscú y la minoría rusa en Estonia, quitar este monumento fue una afrenta a la memoria de los soldados que lucharon contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Fuente-SeguInfo.Blogspot