Con la intención de proteger los oídos de sus usuarios, y de paso cubrirse las espaldas ante posibles demandas, Apple ha patentado un dispositivo limitador de volumen asociado al tiempo de funcionamiento.


La patente de Apple está relacionado con los reproductores de audio, y en forma de un dispositivo inteligente que limita el volumen del audio en función del tiempo de reproducción de este.

Es bastante probable por tanto que la próxima generación de iPods limite el volumen de reproducción a medida que transcurra el tiempo de escucha.


fuente: hispamp3.com