El regulador de EEUU aprueba la fusión Google-Doubleclick




La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés), dijo que ha aprobado la compra que ha anunciado Google de su rival DoubleClick por 3.100 millones de dólares (unos 2.154 millones de euros).

Este anuncio se produce el mismo día en que la Organización de Consumidores Europeos (BEUC, por sus siglas en inglés) afirmó que la fusión podría dañar a los ciudadanos europeos por una mayor intrusión de la privacidad.

El acuerdo, que combinaría el dominio de Google en la publicidad de "pago por pinchar" en Internet con la posición líder de Doubleclick en la publicidad emergente, está siendo examinado también en Europa.

En una votación favorable por cuatro a uno, la FTC decidió acabar con su investigación de ocho meses y concluyó que el acuerdo no dañaría sustancialmente la competencia.

Los críticos se han quejado de que daría a Google demasiado control sobre la publicidad en línea.

Precisamente la principal organización de usuarios en la UE afirmó que la fusión "dañaría el bienestar de los consumidores al crear una estructura que casi seguramente será menos respetuosa con la privacidad de los usuarios", en una carta enviada esta semana a la Comisión Europea.

El mes pasado, la Comisión - que está encargada de vigilar la competencia en los 27 estados miembros - abrió una investigación en profundidad sobre la propuesta de adquisición, argumentando que incrementaría el temor por la competencia en la publicidad en línea.

Google, que utiliza las búsquedas de los consumidores para escoger anuncios que aparecen en las pantallas de los internautas, quiere comprar DoubleClick para aumentar su potencial en la elaboración de anuncios personalizados para las actividades de los consumidores.

"Después de la fusión, Google tendrá la capacidad y el incentivo de llevar a cabo un tráfico y unos perfiles de los usuarios significativamente más intrusivos de lo que existe hoy", dijo BEUC.

El grupo de presión también indicó que el mercado de publicidad en Internet estaría en peligro porque la empresa conjunta dominaría las principales vías para la publicidad en línea: los anuncios en búsquedas y los que no están en búsquedas.

"Hay muchas maneras en las que Google, después de la fusión, podría elevar los precios para los anunciantes", añadió, y denunció que además se podrían pasar a los consumidores.

La Comisión tiene hasta el 2 de abril para tomar una decisión final sobre si la transacción propuesta bloquearía la competencia de un modo efectivo.

Fuente