En un reciente análisis, IDC ha medido la cuota total de Microsoft en el mercado de las tecnologías de la información. El informe indica que Microsoft y las compañías asociadas ocupan prácticamente la mitad del mercado TI global.

Medir el tamaño de una compañía como Microsoft contando únicamente la cantidad de empleados, clientes o facturación es relativamente poco complicado. Sin embargo, al contar los asociados, proveedores y otras empresas que de una u otra forma contribuyen al “ecosistema" de Microsoft, el panorama es bastante distinto.

La compañía de análisis IDC ha intentado medir el tamaño relativo total de Microsoft, concluyendo que un total de 14 millones de personas contratadas por empresas en todo el mundo ganan dinero con el software y productos de Microsoft, ya sea como desarrolladores de software, proveedores de servicios o sistemas. En total, la cifra representa el 42% del mercado TI total.

El estudio ha sido comisionado por Microsoft, cuyo director estratégico Craig Mundie no expresa sorpresa ente los resultados.“La gente suele tener una percepción algo ingenua de las tecnologías de la información. Hay quienes creen que basta con que estén presentes las grandes compañías, como Microsoft, IBM, Oracle y otras que conoces; y entonces creen que todo estará bien. Este no es el caso. Si no tienes empresas locales, como proveedores de hardware y de servicios, que soporten las soluciones de los grandes fabricantes, entonces estos sencillamente no pueden llevar la carga por sí mismos", declara Mundie.

A entender del ejecutivo, los países interesados en desarrollar un sector TI sólido no sólo deben trabajar para atraer a las grandes compañías del rubro, sino también para crear la base para el amplio espectro de compañías menores que viven a la sombra de los grandes.

Por cada dólar que Microsoft gana, 7 dólares se generan para los asociados, según los cálculos de la propia compañía.

El informe de IDC pronostica que el número total de empleos en las tecnologías de información a escala mundial aumentará en 7 millones durante los próximos 4 años, principalmente en los países en desarrollo.