Los grandes fabricantes de computadoras podrán continuar vendiendo sus máquinas con el sistema operativo Windows XP preinstalado hasta el 30 de junio de 2008.

Windows XP también podrá ser comprado como un paquete de software independiente por un período más extenso que el indicado en el calendario original de Microsoft. La versión económica de Windows XP, denominada Starter Edition, estará disponible hasta junio del 2010.

La decisión de Microsoft es anunciada en forma paralela a una nueva iniciativa que facilitará desinstalar Windows Vista de computadoras nuevas, para reinstalar Windows XP.

En diversos diálogos con los medios, portavoces de Microsoft han quitado importancia a tal iniciativa, señalando que las versiones de sistemas operativos antiguos están disponibles 18 meses después del lanzamiento de una nueva versión.

Los altos requisitos de hardware de Windows Vista, sumados a diversos problemas con conectores y compatibilidad de software han hecho que muchos usuarios opten por esperar antes de actualizar a la nueva versión. En el ámbito empresarial, en tanto, los usuarios prefieren esperar al lanzamiento del Service Pack cuyo lanzamiento está previsto para comienzos del 2008.

FUENTE

tema relacionado:
Los compradores de Windows Vista podrán "desactualizar" e instalar XP